Miércoles, 4 de diciembre de 2013

¿Cómo asumir el fracaso?

¿Cómo asumir el fracaso?. Tortugas en la recta final ( Imagen by MSAM)

Es tan bueno asumir el éxito, como asumir el fracaso. Y en ese justo equilibrio está el triunfo.

Este binomio éxito/fracaso tiene relación con este otro que, por su similitud merece la pena mencionar, ganar/perder. Para saber ganar hay que saber perder, como para saber triunfar hay que haber fracasado antes, no una, sino muchas veces. Por lo que tenemos que saber levantarnos tras un fracaso o decepción… ¡ es que la palabra fracaso tiene unas connotaciones tan negativas…!

Mi remedio ante el fracaso, el error, la decepción es:

  1. Levantarse:  Mantener la calma.
  2. Aceptarlo: reconocer el fracaso.
  3. Asumirlo: responsabilizarse.
  4. Aparcarlo para que nos sirva de experiencia: know how.
  5. Aplacar a ese lorito parlante que ronda en nuestras cabecitas y que se repite y repite una y otra vez: importunar.
  6. Si merece la pena, tras el análisis, volver a intentar el tiro fallido: no darse por vencido.
  7. Si no, no volver a tropezar de nuevo con la misma piedra : seguir hacia adelante.

Así lo que parece muy fácil tras la lectura exige que las personas además tengan una serie de competencias emocionales que tienen que ver con la inteligencia emocional que tenga cada uno, y son a mi juicio:

    1. Automotivación
    2. Autocontrol
    3. Confianza
    4. Adaptabilidad
    5. Optimismo, e
    6. Iniciativa.

¿Cómo podemos asumir pues el fracaso? Trabajando la inteligencia emocional. La que tienen que tener muy desarrollada los líderes y los directivos/directivas. Ya que al final el que llega a ser líder, es quien sabe manejar muy bien sus capacidades emocionales e intelectuales, que tienen mucho que ver con su carácter/personalidad, actitud ante la vida más que con sus aptitudes técnicas, que las tiene, pero son las primeras las que le harán conseguir lo que se proponga.

Participa con tus comentarios.


Por Montse Sánchez-Agustino
 
 
 
Deja tu comentario